Fundaciones, el apoyo de los migrantes y retornados en la cuarentena

Por alicia.pepe el Vie, 17/04/2020 - 13:53
Muchas buscan estrategias para brindar atenciones en medio de la contingencia con el coronavirus
Fundaciones, el apoyo de los migrantes y retornados en la cuarentena

Así como la COVID-19 no tiene pasaportes ni conoce de fronteras; las fundaciones que atienden a migrantes, refugiados, retornados y población de acogida en Cúcuta, tampoco conocen de banderas, géneros ni nacionalidad.

En tiempos de crisis y de carencia de recursos, siguen buscando estrategias para atender a cientos que están en condiciones de vulnerabilidad. Otras, motivan a emprendedores a reinventarse y salir adelante en medio de la tormenta causada por la pandemia.

A continuación le contamos cómo están trabajando cinco fundaciones y movimientos en tiempos de cuarentena y cuál es el llamado conjunto que hacen a las autoridades y cooperantes en Norte de Santander.

Comparte por una Vida Colombia

El propósito de Comparte por una Vida Colombia es promover la estabilización de las comunidades afectadas por los flujos migratorios mixtos en Colombia y, en el marco de la contingencia por el coronavirus, continúa aportando soluciones a las necesidades de acceso a los alimentos.

La fundación ha dado continuidad a sus programas ‘Quédate en la Escuela’, que promueve la seguridad alimentaria y nutricional de niños, niñas y adolescentes de comunidades migrantes en Villa del Rosario.

Lala Lovera, directora de la fundación, explicó que en Cúcuta, en alianza con la Alcaldía y sus secretarías de Educación y Desarrollo Social, “seguimos apoyando a la población especial vulnerable, migrante y retornada caracterizada por dicha entidad”.

Desde que comenzó la cuarentena y hasta el pasado martes 14 de abril, la fundación ha beneficiado a 1.490 niños, niñas, mujeres y unidades familiares en riesgo con mercados que cubren el 50% de la ingesta necesaria de 4 miembros de familia y alcanza para 25 días. “Dichas ayudas han sido entregadas puerta a puerta en hogares, instituciones educativas, fundaciones y centros de acopio”.

Lovera reveló que con la movilización de recursos desde las empresas privadas, organizaciones de la sociedad civil y oenegés, esperan apoyar a 400 familias en los próximos días, no solo en Villa del Rosario y Cúcuta, sino también en otras ciudades donde hacen presencia como Bogotá y Cartagena.

Unificar esfuerzos desde diferentes sectores tiene que ser el propósito, desde su visión, para dar solución “a una problemática que nos desborda si actuamos de forma individual”.

Fundación Venezolanos en Cúcuta (Funvecuc)

La Fundación Venezolanos en Cúcuta (Funvecuc), que desde hace cuatro años asiste a migrantes, continúa interactuando con el Estado colombiano y la cooperación internacional a través de entidades como el CICR, Consejo Noruego, Acnur y la OIM, para buscar mecanismos de atención de la población migrante en el área metropolitana de Cúcuta.

Eduardo Espinel, director de Funvecuc, informó que se hizo un censo generalizado que fue presentado al Estado. “La semana pasada, en coordinación con actores de la sociedad civil, entregamos 150 mercados a 150 familias, divididas en partes iguales entre migrantes y colombianas”.

Funvecuc está presente en Cúcuta

El representante mostró su preocupación frente a dos realidades: las necesidades alimentarias de las familias migrantes y los continuos desalojos por no poder pagar arriendo. Advirtió que “la misma crisis económica ha hecho que entre los núcleos familiares de migrantes y también de colombianos, estén incrementándose los casos de maltrato familiar”.

Por otra parte, con la creciente ola de migrantes que retornan hacia Venezuela, a Espinel le preocupan “las falsas expectativas que está creando el gobierno de Venezuela a los retornados, cuando la realidad es que quedan varados en los terminales de San Antonio”.

A raíz de la situación, Funvecuc lidera una campaña informativa con apoyo de Acnur y Opción Legal. “Muchos de esos migrantes se devuelven a Colombia por las trochas ilegales; por eso hemos desplegado carteles en estos pasos orientando sobre la prevención del coronavirus y la prohibición del tránsito”.

Adelantó que en las próximas dos semanas estarán entregando otros 150 mercados y en sus redes sociales siguen brindando información de utilidad sobre la COVID-19.

 

Fundación Nueva Ilusión

La fundación atiende a migrantes en Los Patios

 

La fundación colombo-venezolana Nueva Ilusión, en Los Patios, tiene 5 años trabajando con familias mixtas y, desde que comenzó la diáspora venezolana, con los migrantes caminantes. En su casa de paso se les brindan alimentos calientes, atención jurídica, psicosocial, entre otros servicios.

Con las medidas de protección frente al coronavirus, trabajan a puerta cerrada con los protocolos de seguridad y saneamiento correspondientes. “Recibimos apoyo de la organización World Central Kitchen y a diario preparamos entre 500 y 700 almuerzos, que entregamos a población retornada y migrante en el municipio”.

Antes de la pandemia, habían implementado un plan de alimentación en dos colegios de Los Patios, en las que se encuentran hijos de madres cabeza de familia. “En estos momentos estas mujeres están siendo sacadas de sus viviendas porque no tienen para pagar el arriendo; también hay familias que viven hacinadas y que no tienen cómo subsistir”, añadió.

Esta situación ha provocado que la demanda de almuerzos crezca abruptamente, aunque Nueva Ilusión no tiene capacidad para ampliar la cobertura de porciones diarias. Por eso Salguero hizo un llamado a la solidaridad y exhortó a las entidades de cooperación a destinar insumos para continuar asistiendo a la población.

De la misma forma, a Cancillería y Gestión del Riesgo para “que nos puedan colaborar con un transporte para entregar las comidas en los domicilios; pues queremos contener la propagación del coronavirus y cuidar a nuestros voluntarios”. 

 

Fundación Humildad Extrema

En el barrio La Ermita, en la comuna 7 de Cúcuta, tiene incidencia la Fundación Humildad Extrema, que dirige Angélica Lamos Vallesteros, una colombiana que retornó de Venezuela en agosto del 2015, cuando el gobierno de Nicolás Maduro expulsó a cientos de colombianos desde el estado Táchira.

En ese sector viven más de dos mil familias mixtas en condiciones de vulnerabilidad. “Hay más de 400 niños y 134 adultos mayores que necesitan asistencia urgente”, aseguró la representante.

El trabajo de la fundación es gestionar, orientar y capacitar a la comunidad en diferentes oficios como panadería, modistería y lo relacionado con belleza, papelería y mueblería, gracias a convenios como el Sena.

Pero en estos momentos de cuarentena dicha tarea está paralizada. Todo, en voz de doña Angélica, se ha vuelto cuesta arriba. “Tenemos a más de 800 familias sin medios para alimentarse; es de vida o muerte que reciban ayuda”, clamó la directora.

También explicó que el sostenimiento de la fundación parte del “buen corazón de la sociedad civil”. En este momento en sus instalaciones están albergando a 35 familias en las habitaciones que tienen.  “A muchos les toca dormir en el piso o en colchonetas porque no hay capacidad para tantos”, detalló.

La vivienda es arrendada; por lo que sostenerla en estos momentos de confinamiento es otra tarea urgente qué cumplir. “Abogamos por los buenos corazones de las personas y de las entidades de cooperación para que visiten este sector y podamos juntos brindar una mano amiga a tantas familias colombianas y migrantes que lo necesitan”.

En febrero del 2019 Cúcuta te Impulsa nació como un movimiento que promueve el emprendimiento entre migrantes, retornados y cucuteños. Desde las plataformas digitales asesoran a venezolanos y colombo-venezolanos sobre la cultura cucuteña, los procedimientos para constituir una empresa, oportunidades de negocios en La Perla del Norte y el uso correcto de las herramientas de marketing en la era digital.

Cada mes, organizan encuentros presenciales gratuitos y establecen alianzas con academias públicas y privadas para dictar diversos talleres; pero desde que inició la cuarentena obligatoria el pasado 24 de marzo, dichas tertulias se han mudado a sus redes sociales y sus grupos de WhatsApp y Telegram.

“Estamos organizando clases en vivo en las que hablamos de cómo nuestros emprendimientos pueden sobrevivir en tiempos de coronavirus. También difundimos agendas académicas y culturales para que nuestros seguidores puedan educarse y entretenerse”, explicó su directora Tábata Fernández.

Si bien existe riesgo de que algunos emprendimientos quiebren debido a la incertidumbre que genera la expansión del virus, Fernández confía en que los emprendedores que hacen parte de esta red colaborativa puedan descubrir nuevas formas de seguir trabajando de forma virtual.

Asimismo hizo un llamado a las entidades de cooperación internacional y a entidades del gobierno colombiano como el Sena, Innpulsa y demás instituciones, para que destinen recursos para apoyar a los emprendedores de la región, sin que haya exclusión por género o nacionalidad.

 

Movimiento Cúcuta te Impulsa

En febrero del 2019 Cúcuta te Impulsa nació como un movimiento que promueve el emprendimiento entre migrantes, retornados y cucuteños. Desde las plataformas digitales asesoran a venezolanos y colombo-venezolanos sobre la cultura cucuteña, los procedimientos para constituir una empresa, oportunidades de negocios en La Perla del Norte y el uso correcto de las herramientas de marketing en la era digital.

Cada mes, organizan encuentros presenciales gratuitos y establecen alianzas con academias públicas y privadas para dictar diversos talleres; pero desde que inició la cuarentena obligatoria el pasado 24 de marzo, dichas tertulias se han mudado a sus redes sociales y sus grupos de WhatsApp y Telegram.

“Estamos organizando clases en vivo en las que hablamos de cómo nuestros emprendimientos pueden sobrevivir en tiempos de coronavirus. También difundimos agendas académicas y culturales para que nuestros seguidores puedan educarse y entretenerse”, explicó su directora Tábata Fernández.

Si bien existe riesgo de que algunos emprendimientos quiebren debido a la incertidumbre que genera la expansión del virus, Fernández confía en que los emprendedores que hacen parte de esta red colaborativa puedan descubrir nuevas formas de seguir trabajando de forma virtual.

Asimismo hizo un llamado a las entidades de cooperación internacional y a entidades del gobierno colombiano como el Sena, Innpulsa y demás instituciones, para que destinen recursos para apoyar a los emprendedores de la región, sin que haya exclusión por género o nacionalidad.